Kalandraca



Limpia y cristalina

P1120524

El clientelismo político es un sistema extraoficial de intercambio de favores, en el cual los titulares de cargos políticos, especialmente en los ayuntamientos, regulan la concesión de prestaciones obtenidas a través de su función pública o de contactos relacionados con ella, a cambio de apoyo electoral y beneficios privados.

En un sistema de clientelismo, el poder sobre las decisiones del aparato administrativo se utiliza para obtener beneficio privado. Alcaldes, concejales, afines, toman decisiones que favorecen a sus clientes, y que estos compensan con la perpetuación en el poder del funcionario implicado o de su entorno.

En el clientelismo los bienes públicos no se administran según la lógica imparcial de la ley y la economia, sino que bajo una apariencia legal se utilizan discrecionalmente por los detentadores del poder político. Sin embargo, existen pocos incentivos para que los participantes busquen acabar con el sistema clientelar, puesto que este se halla institucionalizado como patrón regular de interacciones, conocido, practicado y asumido por los actores.

Mencey Macro

http://www.goear.com/files/sst2/94e516fbc79cfcf9df0f3d98abd87c43.mp3″

Eric Clapton – Before You Accuse Me

Anuncios

Trackbacks & Pingbacks

Comentarios

  1. * fermin says:

    El clientelismo… Esa lacra de la vida pública, que enriquece a algunos con el dinero que todos aportamos.
    Gracias por tu aportación a mis baladas.
    Saludos, Kalandraca.

    | Responder Publicado 8 years ago


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: